Los robos más bizarros en las Comunidades de Propietarios

ADMIN    1 comentarios   

Cuando se trata de robos en Comunidades de Propietarios, el producto “estrella” son las bicicletas. Se estima que en España se roban cerca de 100.000 bicicletas al año, pero no es lo único que se roba en las comunidades… Estos son algunos de los robos más excéntricos con los que se enfrentan las Comunidades de Vecinos

Robos bizarros comunidades


Robo de pomos: los pomos de las puertas de las comunidades puede resultar un objeto insignificante pero el latón con el que están fabricados es un material que cotiza al alza. En 2011 se detuvo en Madrid al presunto autor del robo de 560 pomos de portales de la ciudad, 656 kilos de metal valorados en unos 1.713€

Robo de felpudos: aunque en este caso la línea que separa el robo del simple vandalismo es especialmente estrecha, estamos hablando de todo un “clásico”, incluso quien os escribe ha sido víctima del robo de su felpudo. Cuando el diseño de los felpudos se limitaba a un simple “bienvenido”, el robo de estos estaba motivado exclusivamente por la venganza, pero los felpudos actuales con diseños divertidos y originales (Comecocos, Starwars…) son codiciados por los vecinos más envidiosos.

Robo de correspondencia: a priori puede resultar una acción exclusiva del vecino “cotilla”, pero el robo de correspondencia suele tener otras motivaciones… Fundamentalmente, el robo de cartas tiene como objetivo la captación de datos personales (DNI, número de cuenta etc.) para cometer todo tipo de estafas por Internet.

Robo de plantas: los portales decorados con plantas son con frecuencia víctimas del vandalismo, especialmente por personas ajenas a la finca, pero en ocasiones son los propios vecinos los que se llevan las plantas a casa. Más cotizadas están las plantas del vecino, sobre todo si son de marihuana… hace aproximadamente un año la Policía Nacional detuvo a dos jóvenes de Santander cuando subían a la terraza de un vecino para quitarle sus plantas de marihuana.

Robo de cable y antenas parabólicas: la facilidad con la que se puede acceder a las azoteas de algunos edificios y el alto precio del cobre, han provocado un notable incremento en el robo de cable y antenas parabólicas en las comunidades de vecinos.

Robo de motores de puertas de garaje: como Empresa de Seguridad especializada en Comunidades de Propietarios, a lo largo de nuestros años de experiencia nos hemos encontrado con los robos más extraños. Uno de los que más llamó nuestra atención fue el de los motores de las puertas de un garaje comunitario. Unos individuos, haciéndose pasar por la empresa de mantenimiento y a plena luz del día desmontaron y sustrajeron los pesados motores de las puertas del garaje de una comunidad de Madrid.

Robo de cubos de basura: dependiendo del modelo y de su capacidad, los contendedores de basura tienen un valor que oscila entre los 60€ y los 250€ por lo que también son un buen botín. En 2008, un indigente de Madrid llegó a acumular en un solar 231 contenedores de basura robados.

Robo de extintores: el “modus operandi” más extendido en el robo de extintores en las Comunidades de Vecinos y comercios, es identificarse como técnicos de la empresa de Protección Contra Incendios y recoger los extintores con la excusa de retimbrarlos. Cabe recordar que los técnicos de mantenimiento deben llamar con antelación para programar su visita a la comunidad y en caso de que se lleven algún extintor para su retimbrado, deben sustituirlo por otro pues no pueden dejar el edificio desprovisto de medidas de protección contra incendios.

Robo de tablón de anuncios: carteles recordando el horario de recogida de basuras, prohibición de fumar en el ascensor, datos de proveedores... son los documentos más comunes que pueblan los tablones de anuncios en las Comunidades de Propietarios, pero el documento que realmente incita a su sustracción es el listado de morosos. Aunque es una práctica sancionada por la Agencia Española de Protección de Datos, muchas comunidades siguen utilizando la corchera para publicar la lista de propietarios morosos y reclamarles los recibos pendientes. Por esto, el corcho suele ser blanco de su ira y no suele durar mucho en los portales...

Juan Antonio Díaz Humanes
Responsable de Comunicación
Prevent Security Systems