ATENCIÓN: Tu navegador no soporta Javascript, necesario para que la navegación por esta web sea óptima
Por favor, habilita Javascript desde las opciones de tu navegador (Ver cómo)

leerlo merece la pena

Actualizado 12/05/2006
510 lecturas acumuladas
1  mensaje
Autor
Tema
Fecha
mar.-2004
51 mens.
Usuario Habitual
12/05/2006 15:47
"No aporto nada nuevo, pero para los neófitos, les puede resultar interesante la razón de ser de pági-nas como éstas. Para quien no se haya quedado con la copla, ahí va. Obviamente, podéis difundir libremente copipasteando la parte que consideréis interesante

Cuando los políticos invocan a la Constitución, lo hacen por cuestiones de realidades de naciones de nacionalidades nacionales, reforzando así el halo que crea dos Españas que define acertadamente el bueno de Pérez-Reverte: la virtual, la de los políticos, la políticamente correcta, la de los contertulios de la radio cincuentones aburguesados (salvo honrosas excepciones), la de conservadores que se agarran a la fuente formalista del liberalismo clásico para vaciarla de contenido de fondo en materia de derechos sociales, y la de la calle, en donde cada uno hace su vida como puede, de forma más o menos afortunada

Pero son ellos quienes no hacen nada por velar la Constitución, norma suprema del ordenamiento jurídico español que destaca entre otras cosas por una amplia carta de derechos individuales y socia-les, con incumplimiento flagrante del artículo 47, que enuncia lo siguiente:

“Artículo 47
Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públi-cos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efecti-vo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación. La comunidad participará en las plusvalías que genere la acción urbanística de los en-tes públicos.”

Las panzas satisfechas de la burbuja crediticia-inmobiliaria argumentan que el derecho a una vivien-da no implica derecho a la propiedad, ni el derecho a vivir solo, que uno puede tener una vivienda digna en un piso compartido de alquilado. Pero cabe recordar algunos datos:

España es el país con el menor stock de vivienda en alquiler y la mayor tasa de viviendas secunda-rias y vacías de Europa, a pesar de lo cual se construye más que en Francia, Italia y Alemania juntas (con una población agregada 5 veces superior)
- España es el país con la vivienda más cara de Europa, mientras que el salario mínimo interprofesio-nal de países como Francia dobla al español
- Es de los países de Europa con menor control sobre las calidades de construcción, con evidente derroche energético y medioambiental. Desde hace poco tiempo, la primera fuente de quejas que recogen las sociedades de consumidores es sobre problemas con viviendas en propiedad

Sobre los poderes públicos, éstos “promueven” para hacer efectivo el derecho:

- Un altísimo impuesto por la compra de la vivienda (7% ), sin distinción de si es primera vivienda o no
- La altísima carga fiscal se compensa con multitud de invitaciones al fraude:
· meter el VW Touareg 4x4 en la hipoteca y luego desgravarlo a Hacienda. Por supuesto, el que gana poco, poco puede desgravar, ya que Hacienda devuelve retenciones, pero no regala dinero.
· gravar el IVA/ITP sobre el precio de escritura y no sobre el de compraventa real o tasación
· no aplicar un recargo en el IBI del 50% sobre viviendas vacías cuando los ayuntamientos tienen competencias para ello.
· además, para 2007, un aumento de las retenciones fiscales sobre el ahorro sin distinguir las ganan-cias especulativas de las que no lo son y la no ampliación de la cuenta vivienda a 10 años de desgra-vaciones. Por si ahorrábamos poco y estabamos muy endeudados, al tío Solbes le parece insuficien-te.

En consecuencia, nos encontramos un resultado de “promoción” de derecho de la vivienda, tal que:

-los gastos de compra son los más altos de Europa
-las tasas sobre la propiedad son de las más bajas de Europa.
-1/4 de los billetes de 500 euros de la zona euro circulan en España, siendo además los billetes que más circulan en el país

No obstante, se recurren a muchos dogmas para que compremos pisos cuanto antes y sigamos lle-nando panzas insaciables, como los que vienen a continuación:

1. Alquilar es tirar el dinero: los pisos han subido de forma tan desorbitada que el ratio precio de venta / precio del alquiler se ha disparado. En consecuencia, el alquiler del piso en muchas zonas es más barato que el alquiler del propio dinero, es decir, se están pagando más intereses de los préstamos hipotecarios (sólo intereses, ojo, y encima en mínimos históricos) que de los alquileres por una vi-vienda similar

2. La vivienda nunca baja: mentira, si nos vamos a muchos países con burbuja inmobiliaria se ha comprobado que como en todo ciclo especulativo, todo lo que sube, baja. El ejemplo más evidente es Japón, en donde la caída de precios hizo quebrar el sistema financiero, ya que los japos hicieron aquello de “si no puedo pagarlo o no me compensa porque baja, se lo doy al banco y que se lo co-ma”. En España ha habido un ciclo de 6 años en que la vivienda no levantaba cabeza ; si bien las ba-jadas fueron muy suaves o había pequeñas subidas, en términos reales cayeron y mucho: los ahorros rentaban al 10% anual sin riesgo, la inflación estaba disparada y el precio de la vivienda estaba es-tancado, con lo que patrimonialmente fue ruinoso para quien tenía mucho ladrillo acumulado.

3. Los inmigrantes tiran hacia arriba los precios: hay quien comenta sarcásticamente “sí, sí, nada más desembarcan con su patera se van corriendo al banco a comprarse un piso”. Que los inmigrantes tiran de la vivienda es una verdad a medias. Se puede decir que apagan el fuego con gasolina. El porqué es muy sencillo: ellos compran la vivienda más barata, de mala calidad, (con el beneplácito de las cajas de ahorro), lo cual permite a los antiguos propietarios a cambiarse a un piso mejor, lo cual convierte a los propietarios del piso mejor a cambiarse a otro aún mejor, y así sucesivamente hasta quienes coronan la pirámide

Como muchos sabréis, en el juego de la pirámide, para que el castillo de naipes no se caiga, ha de existir una base grande que la alimente, y para que esa base sobreviva, hará falta otra base aún más grande. Los nuevos mantienen a los antiguos (como en el caso del escándalo de corrupción del Fo-rum filatélico) . Cuando eso se acaba, la pirámide se viene abajo. Aparte que los inmigrantes con ma-yor capacidad de adaptación, solvencia y capital humano (sudamericanos, europeos), más que com-prar pisos, mandan remesas a familiares de sus países de origen para volver en el momento apropia-do, como los españoles en Alemania en los años 60. Cuando vuelva al paro, se irán por patas. Los que no mandan dinero son los que no tienen donde caerse (africanos), y por tanto, pocos pisos van a comprar

4. También lo hace el turismo: estamos en las mismas, apagan fuego con gasolina ; muchos de ellos suelen comprar con motivos especulativos, con lo que son manos débiles que sacarán los pisos al mercado al existir alternativas de inversión más interesantes. No nos engañemos, casi nadie de clase e deja 50 kilos para habitar un piso durante un mes al año. Pero es que además, el turismo en Espa-ña es una industria madura que ya hace bastante en mantener a su clientela de toda la vida: si esa clientela ya ha comprado un apartamento, no va a comprar más.

5. Falta suelo, y al no liberalizarse, el precio del suelo es caro y repercute en el precio, así que hace falta más suelo para abaratar la vivienda: hay un parquéde 3, 3 millones de vivienda vacías en Espa-ña, salimos a 1, 6 viviendas por habitante, se construye más que en Francia, Italia y Alemania juntas (800.000 viviendas nuevas en 2005), hay más de un millón de viviendas que se irán acabando en estos próximos años. No será tanto problema del suelo cuando los precios de los locales son mucho más bajos que los de las viviendas, somos el país con agencias inmobiliarias por metro cuadrado ¿Cómo va a faltar suelo?

6. Hay mucha demanda latente: pues vale, yo soy demandante latente de un Mercedes, pero no me compensa el esfuerzo de hacerme con uno ; pero sí, si tuviera mil kilos, me compraría uno, ¿y?

7. Hay que comprar cuanto antes ; si no, no podrás: vaya, seremos la última quinta que podrá comprar piso porque subirá para siempre. Dile a tu herman@ de 15 años que vivirá bajo un puente toda su vida: que se hubiera pensado antes el haber nacido tan tarde. Y los que están estudiando primaria, vivirán en tiendas de campaña, vamos

8. Al principio cuesta pagar la hipoteca, pero luego ni te enteras: es el cuento de la lechera de nues-tros padres cincuentones “quetantoselohancurradonocomonosotrosquelotenemostodohecho”. A ellos les costaba 3 años de salario bruto comprar un piso a tocateja, a nosotros más de 10. Ellos no nece-sitaban de segundos sueldos para hacerse con un piso, mientras que hoy en día se admite que es muy difícil independizarse si no se tiene pareja ni padres avalistas. A ellos a los pocos años no les costaba esfuerzo pagar, porque los intereses fueron bajando, con lo que su cuota a pagar bajaba ; los sueldos, por poco que subieran, aunque subieran menos que el IPC, hacían el resto. La inflación se comía la deuda, y encima los intereses bajaban. Aparte, en los últimos 10 años, los salarios reales no han subido, mientras que la vivienda ha subido alrededor del 150% en ese tiempo. Pero es que ade-más de que es más difícil comprar, las hipotecas se están encareciéndo como consecuencia de la subida de intereses. Quien contrató la hipoteca en junio, le subirá la cuota en la próxima revisión al-rededor de un 15%, ¿y cuánto ha subido el sueldo?

9. 100€-200€ más de hipoteca no es nada ; me lo quito del móvil, me cambio mi vestuario o el coche más tarde, desayuno en casa en vez de en el bar, etc.: como tú y muchos más saldréis adelante, no problem, bueno sí, hay uno: la franquicia de telefonía móvil cierra algunas oficinas, la tienda de ropa del barrio despide a la dependienta para apretarse el cinturón, la Ford hace un expediente de regula-ción de empleo por la caída de ventas, el bar de al lado del curro despide al camarero para cuadrar balance, esos despedidos tenían una hipoteca que no podrán pagar, o que si pueden pagar con el paro o los ahorros, lo que no podrán será consumir en los cines, restaurantes, pequeñas tiendas de alimentación, que a su vez despedirán a más gente por la falta de ventas, y así sigue el círculo, dán-dose la vuelta de la misma manera que el efecto riqueza de este país ha permitido bajar el paro por un tiempo hasta que volvamos a la realidad: y es que no se genera riqueza con la especulación, ya que la especulación no es más que un juego en el que los ganadores se llevan las apuestas de los perdedores

10. No pasa nada, siempre se puede ampliar el plazo de la hipoteca. Mec! Falso. Llega un momento en que por mucho que amplíes la vida de la hipoteca, apenas bajaría la cuota del préstamo, y encima sería más sensible a una subida de intereses. Una hipoteca de 200.000 euros a 40 años a un interés del 3, 75% (el actual si incluimos la prima del banco) sale una cuota mensual de 805€. Si ampliára-mos la hipoteca a la aberrante vida de 80, ¿cuánto costaría la cuota, 805/2=402, 5€? Nops, 657. Y si los intereses subieran un punto más como en este último año, 810€ (como antes, pero durante 40 años más)

11. Pues si no puedo pagar, se lo doy al banco, como han hecho los japoneses. Falso. El marrón te lo comes tú, a las duras y a las maduras. Si tu casa sufre un bajón en el precio, el banco tiene derecho a exigirte algo que cubra la garantía del préstamo. El banco te presta un dinero a bajo interés a cam-bio de que tú le aportes un piso como garantía. Por tanto, sí, se lo puedes dar al banco. El banco lo sacará a subasta, lo liquidará y si con lo recaudado no cubre deudas, le deberás la diferencia."


sep.-2008
807 mens.
Administrador

Mensajes Relacionados
  • Estamos buscando mensajes relacionados
    Mientras los encontramos, pincha aquí para buscar temas sobre "leerlo merece la pena" en este foro
© 2002-2017 - Neo Affinis S.L.U. CIF B-85063931 Zurbano, 45 1º, 28010 Madrid
Contacto |  Publicidad |  Quiénes somos |  Aviso Legal |  Blog
Facebook |  Twitter |  Linkedin |  Google+