ATENCIÓN: Tu navegador no soporta Javascript, necesario para que la navegación por esta web sea óptima
Por favor, habilita Javascript desde las opciones de tu navegador (Ver cómo)
x Este grupo ha sido archivado por inactividad, por lo que no aparece en los índices por provincia/población ni en las búsquedas por grupo. En el momento que vuelva a tener actividad (mensajes, fotos, etc...) volverá a activarse automáticamente.

El Mundo de hoy no tiene desperdicio

Actualizado 09/02/2004
238 lecturas acumuladas
1  mensaje
Autor
Tema
Fecha
feb.-2003
158 mens.
Usuario Habitual
09/02/2004 11:39
Hola, El Mundo de hoy, sección Madrid no tiene desperdicio. Refleja la situación en la que nos encontramos:

El sueño de ladrillo llega con retraso a 255.000 vecinos

La polémica de los PAUs. La construcción de los nuevos barrios se está retrasando entre dos y tres años por falta de control en los plazos y problemas de coordinación entre las administraciones. Estas circunstancias han traído consigo un sobreprecio en los inmuebles que ha provocado la irritación de muchos propietarios.En total, más de 255.000 personas esperan que se terminen sus viviendas y que se dote de todos los servicios necesarios a las nuevas zonas urbanísticas de la capital para poder habitarlas.Los vecinos de Carabanchel han sido los últimos en levantar la voz de alarma.

Si algo tienen en común los seis Planes de Actuación Urbanística (PAU) de la capital es el retraso que están sufriendo las obras y la polémica que han generado algunas de estas construcciones en los tribunales.

Nacieron como la única salida a un Madrid que ya se quedaba pequeño para su creciente población, pero este estiramiento urbanístico se ha tenido que enfrentar a problemas administrativos y judiciales que han provocado un retraso de años.

En este incumplimiento de los plazos, los afectados no libran de culpa a ninguna administración. El Ayuntamiento ha visto cómo varios de sus responsables tenían que defenderse ante denuncias judiciales, pero la principal acusación es la falta de control de las construcciones: «Se podrían inspeccionar todas las obras y adoptar medidas sancionadoras en caso de que no se cumplan los plazos que se pusieron en su día», critica el responsable socialista en materia de Urbanismo, Félix Arias.

Además, los vecinos afectados denuncian la falta de coordinación entre las diversas actuaciones para aunar esfuerzos e ir en un mismo sentido. «Muchos PAUs se tienen que enfrentar ahora a la pérdida de zonas verdes por la construcción de las radiales o la ampliación de otras carreteras», explican.

Pero lo que más preocupa a los propietarios es el sobreprecio que se está produciendo en algunas zonas de los PAUs. «El retraso de las obras incrementa el precio de los módulos. Además, se ha producido compraventa de suelo entre constructoras que ha elevado el coste, sin que nadie dijera nada», insisten una y otra vez algunos de los propietarios sin casa.


Cuatro años pagando y esperando

La polémica de los PAUs . Más de 2.000 personas se manifestaron en Carabanchel para exigir que no haya más retrasos en la entrega de sus viviendas. El PSOE habla de «especulación».

Muchos pasaron por delante de sus casas, pero ni siquiera tuvieron oportunidad de visitarlas por dentro. Los más afortunados tenían, incluso, las llaves de su futuro hogar, pero los guardias jurados les vetaron la entrada.

Entre 2.000 y 3.000 personas -secundados por miembros del PSOE y de Izquierda Unida- se manifestaron ayer en los terrenos del PAU de Carabanchel, para protestar por el retraso, de hasta cuatro años, en la entrega de sus viviendas. Una demora que, además de daños morales, está provocando, según los afectados, «importantes perjuicios económicos».

Susana, casada y con dos hijos, es un claro ejemplo de ello.Hace cuatro años, firmó un contrato de compraventa de un piso de precio tasado cuyo coste inicial era de 114.000 euros. Esa cifra se ha elevado ahora hasta los 150.000 y, de momento, no puede acceder a su vivienda, a pesar de que ya ha pagado más de 36.000 euros.

«Yo sabía que, a la cantidad inicial, había que sumar el precio del módulo vigente en el momento de comenzar las obras. Éstas comenzaron en abril de 2002, pero todavía no estaba en vigor el de ese año. Así que el aumento se hizo con el módulo de 2001.Ya no tenía que pagar más», aseguró Susana.

«Sin embargo, en enero de 2002, comenzamos a recibir cartas en las que se nos decía que o pagábamos el módulo correspondiente a 2002 o no tendríamos las llaves. De modo que para acceder a nuestros pisos tenemos que pagar entre 9.000 y 12.000 euros adicionales», continuó la afectada.

Pagando alquileres

Susana, que de momento vive en un piso de 40 metros cuadrados de su propiedad, tiene más suerte que el hijo de Victoria. Éste lleva tres años pagando un alquiler de 600 euros, mientras le entregan su piso. «Pero hay casos peores, conozco parejas que en los cuatro años que llevan esperando el piso les ha dado tiempo a casarse, tener hijos y divorciarse», apuntó su madre.

Para Susana y Victoria, al igual que para otros muchos propietarios frustrados, el verdadero culpable de esta situación es Manuel Dapena, presidente de la Junta de Compensación de la Unidad de Ejecución 2 (UE2) del PAU de Carabanchel y administrador único de, CAISA, la comunidad de propietarios de este sector.

Según Francisco José Astudillo, abogado que representa a medio millar de estos propietarios, «El 60% del terreno de la UE2 pertenece a Dapena. Esto le da mayoría en la Junta de Compensación, con lo que cuenta con libertad absoluta para determinar el ritmo de ejecución de las obras».

Los propietarios afirman que a Manuel Dapena le interesa ralentizar la urbanización (acometida de luz y agua, semáforos, etc), de la UE2, porque «cuánto más se tarde, más dinero ganará el presidente de la Junta de Compensación».

Joaquín García Pontes, concejal del PSOE en el distrito de Carabanchel, calificó de «ejercicio de especulación» lo ocurrido en el PAU de Carabanchel. Según el edil socialista, «el precio de las viviendas de venta libre se está disparando y el de las de protección pública se está incrementando demasiado con la aplicación de los módulos».

Joaquín García Pontes se lamentó de que haya «muchos jóvenes que tienen las llaves de sus pisos y no pueden vivir en ellos al carecer de la licencia de primera ocupación que concede el Ayuntamiento, algo que no es posible mientras no se urbanice el PAU».

Por todo ello, García Pontes anunció que el PSOE va a llevar este tema a los plenos de la Asamblea de Madrid y del Ayuntamiento, para «buscar una solución».

Por su parte, Izquierda Unida exigió ayer, «la entrega inmediata de las nuevas viviendas del PAU de Carabanchel en las condiciones que se acordaron en su momento sin que, en consecuencia, sufran un incremento del precio pactado».

Saludos
sep.-2008
808 mens.
Administrador

Mensajes Relacionados
  • Estamos buscando mensajes relacionados
    Mientras los encontramos, pincha aquí para buscar temas sobre "El Mundo de hoy no tiene desperdicio" en este foro
© 2002-2017 - Neo Affinis S.L.U. CIF B-85063931 Zurbano, 45 1º, 28010 Madrid
Contacto |  Publicidad |  Quiénes somos |  Aviso Legal |  Blog
Facebook |  Twitter |  Linkedin |  Google+