Casas de tres, cuatro y cinco estrellas

No todas las casas son iguales. Las hay de tres, cuatro y cinco estrellas. También de una sola y hasta tan malas, que equivalen a una sórdida pensión El drama es que a diferencia de lo que ocurre con los hoteles, donde a la hora de reservar habitación podemos intuir qué nos vamos a encontrar dependiendo de su clasificación, al ir a comprar vivienda, no hay un indicador objetivo -más allá del precio- de si lo que vamos a comprar es de calidad media, media-alta, baja o de lujo.
Publicada 8/11/2005 Leer noticia completa en Ladrillos
Comentarios
No hay  comentarios
Al comentar una noticia, será automáticamente publicada en el foro de actualidad
© 2002-2019 - HABITATSOFT S.L.U. CIF B-61562088 C/ Juan Ignacio Luca de Tena nº 7 28027 Madrid
Contacto |  Publicidad |  Aviso Legal  |  Blog
Facebook |  Twitter |  Linkedin