Como en el siglo XIX, la locura de precios de los áticos traslada el apetito a las plantas bajas

Durante finales del siglo XIX y la primera mitad del siglo XX eran las viviendas más codiciadas por la burguesía. En muchas ocasiones, la primera planta de los grandes edificios residenciales del centro de la capital albergaba la residencia principal del propietario del inmueble, por lo que vivir en una de ellas equivalía a un elevado estatus social. El resto de viviendas, generalmente, se destinaba al alquiler y se iban ocupando por estratos sociales cada vez más bajos a medida que se ascendía —o descendía, en el caso de los sótanos— en altura.
Como en el siglo XIX, la locura de precios de los áticos traslada el apetito a las plantas bajas
Publicada 25/11/2021 Leer noticia completa en El Confidencial
 
No hay  comentarios
© 2002-2021 - HABITATSOFT S.L.U. CIF B-61562088 c/ Josefa Valcárcel, 40 bis 28027 Madrid
Contacto |  Publicidad |  Aviso Legal  |  Blog |  Facebook |  Twitter
Vocento