Cómo evitar problemas con los vecinos de tu piso turístico

ADMIN    2 comentarios   

El alquiler vacacional es una opción cada día más popular en España, y es que según un reciente estudio de la Universidad de Valencia, los propietarios de este tipo de negocios ingresan entre un 100% y un 200% más que los que alquilan su vivienda a largo plazo.

Muestra de la envidiable salud del sector es que ni siquiera el Covid-19 le ha afectado demasiado: en septiembre del pasado año, Airbnb anunció que sus beneficios habían aumentado un 10% con respecto a los niveles prepandemia.

Problemas vecinos pisos turísticos

Si eres propietario de un inmueble de alquiler, lo más probable es que datos como estos hayan llamado tu atención, o quizás hecho que te plantees la idea de iniciar un negocio de alquiler de viviendas turísticas.

¡Enhorabuena! Lo cierto es que el alquiler vacacional es ahora mismo un sector con un enorme potencial. Sin embargo, antes de lanzarte a la piscina es importante que tengas en cuenta que no todo es un camino de rosas.

Uno de los problemas más comunes que deben afrontar los propietarios de pisos turísticos son las quejas de los vecinos. Se trata de un asunto peliagudo, sobre todo ahora que ayuntamientos como el de Barcelona han reforzado el escrutinio a las viviendas vacacionales.

Por suerte, tener un negocio de alquiler vacacional exitoso y a tus vecinos contentos no son situaciones excluyentes. Con un poco de mano izquierda y algo de empatía, evitar problemas es más fácil de lo que parece. Sigue leyendo para descubrir las mejores formas de evitar quejas de los vecinos de tu piso turístico.

 

Habla con los vecinos

Antes de nada, ten en cuenta la importancia de una buena comunicación. Si hay algo que no soportan los vecinos de un piso turístico, es el no poder ponerle cara a la persona que llena su edificio de desconocidos, sean ruidosos o no.

Dado que a los vecinos les va a tocar ver caras nuevas sí o sí, lo menos que puedes hacer es presentarte ante la comunidad y hacerles saber que en caso de surgir cualquier problema estarás ahí para solucionarlo.

Humanizar tu relación con los vecinos es la mejor manera de evitar malentendidos. ¿Quién sabe? Quizás hasta te ganes a unos aliados que vigilarán el piso por ti cuando no estés.

 

Mantente al tanto de la ley

Conocer la legalidad vigente con respecto a los pisos turísticos es de suma importancia. Día sí y día también leemos noticias sobre si las comunidades de vecinos tienen la potestad de decidir sobre los alquileres turísticos o no.

No sólo eso, sino que algunas administraciones se están poniendo duras (sobre todo en lugares de gran afluencia turística) y lanzando campañas anuales de inspección a propiedades de alquiler vacacional.

Conocer las leyes que se aplican a tu piso turístico te permitirá tener la seguridad de que no estás incumpliendo nada, de que ningún vecino te va a denunciar y de que no vas a tener problemas con las autoridades.

 

Instala un medidor de ruido

Según un artículo de El País, el 76% de las quejas de los vecinos de pisos turísticos se deben a los excesos de ruido.

Lo cierto es que poca gente se va de vacaciones con la intención de acostarse a las 10 de la noche, algo que choca con los horarios del resto de personas que viven en el inmueble y tienen que madrugar.

Una de las mejores maneras de evitar ruidos a altas horas de la madrugada es instalar un medidor de ruido. El mercado está repleto de opciones de todos los tipos, que te enviarán una alerta automáticamente si los niveles de ruido superan niveles razonables.

Una vez que estás al tanto de la situación, una simple llamada suele bastar para acallar a los huéspedes. Sin embargo, en raras ocasiones esto no bastará. En estos casos, puede que haga falta que alguien se persone en la propiedad, o incluso llamar a la policía.

¿Lo positivo de todo esto? Al menos estarás al tanto del problema, y los vecinos verán cómo actúas para solucionarlo.

 

Deja claras las normas

Redactar un documento en el que aparezcan especificadas con claridad las normas de la casa de tu alquiler vacacional es una forma excelente de prevenir disgustos con tus huéspedes.

El principal beneficio de este documento es que te permitirá dejar claras dichas normas. Piensa que hacérselas firmar a tus inquilinos hará que se lo piensen dos veces antes de ser incívicos.

¿Lo mejor de todo? Este documento te permitirá tener todas las de la ley si tienes que tomar medidas drásticas como expulsarlos, y además te servirá de justificante ante los vecinos: sabrán que te tomas en serio su tranquilidad y no toleras excesos en tu alojamiento.

¿Qué puedes incluir en las normas?

Por norma general, los propietarios de pisos turísticos suelen incorporar en las normas de su inmueble tres aspectos básicos que deben cumplir los huéspedes. Se trata de los siguientes:

  • Aparcamiento: Deja claro dónde se puede aparcar y dónde no. Nada molesta más a los vecinos que encontrarse con su calle colapsada con coches de turistas, o peor aún, la entrada a su garaje bloqueada.
  • Basura: Entrega un folleto a tus huéspedes con instrucciones sobre cómo desechar los residuos, y asegúrate de que siempre haya suficientes bolsas de basura en tu propiedad.
  • Ruidos: Informa a tus huéspedes sobre las horas durante las cuales no se permiten ruidos en la comunidad. Sé claro con respecto a lo que se considera aceptable y lo que no.

 

Prohíbe las fiestas dentro del piso

Por último, quizás quieras valorar la opción de prohibir directamente las fiestas en tu propiedad. Nadie quiere escuchar gritos y música en su habitación un miércoles por la noche, por no hablar del incremento del riesgo de destrozos.

Por este motivo, existen muchos propietarios que prefieren curarse en salud y directamente no alquilan a aquellos huéspedes que sospechan que van a utilizar su piso para organizar una fiesta.

De hecho, en 2020 Airbnb lanzó un programa piloto según el cual prohibía reservar alojamientos a los menores de 25 años siempre y cuando no cumpliesen con ciertas condiciones, como tener menos de tres calificaciones positivas y alquilar casas enteras cerca de su lugar de residencia.

 

 Lodgify es un software de gestión de alquileres vacacionales que permite a propietarios y gestores crear una web propia para su alojamiento, gestionar sus reservas y sincronizar sus anuncios y calendarios desde un sólo lugar.

R
rosa3
01/04/2022 20:49

Ante este problema las comunidades de propietarios pueden establecer normas adicionales para regular su convivencia y limitar o condicionar la actividad de las viviendas turísticas. El Real Decreto-Ley 7/2019, de 1 de Marzo lo regula en el Titulo II e introduce una reforma que modifica el apdo. 12 del art. 17 de la Ley de Propiedad Horizontal en lo relativo a los acuerdos adoptados por la Junta de Propietarios, el cual establece expresamente que “ el acuerdo por el que se limite o condicione el

R
rosa3
01/04/2022 20:52

el ejercicio de la actividad a que se refiere la letra e) del artículo 5 de la Ley 29/1994, de 24 de noviembre, de Arrendamientos Urbanos, en los términos establecidos en la normativa sectorial turística, suponga o no modificación del título constitutivo o de los estatutos, requerirá el voto favorable de las tres quintas partes del total de los propietarios que, a su vez, representen las tres quintas partes de las cuotas de participación.” https://www.psicotipsve.com/

 
No hay  comentarios
© 2002-2022 - HABITATSOFT S.L.U. CIF B-61562088 c/ Josefa Valcárcel, 40 bis 28027 Madrid
Contacto |  Publicidad |  Aviso Legal  |  Blog |  Catastro |  Facebook |  Twitter
Vocento