ATENCIÓN: Tu navegador no soporta Javascript, necesario para que la navegación por esta web sea óptima
Por favor, habilita Javascript desde las opciones de tu navegador (Ver cómo)
Nuevo Cobeña Nuevo Cobeña

Nuevo Cobeña

Viviendas en Cobeña
x Este grupo ha sido archivado por inactividad, por lo que no aparece en los índices por provincia/población ni en las búsquedas por grupo. En el momento que vuelva a tener actividad (mensajes, fotos, etc...) volverá a activarse automáticamente.

El día de San Martín

Actualizado 05/09/2005
535 lecturas acumuladas
4  mensajes
Autor
Tema
Fecha
abr.-2004
249 mens.
Usuario Habitual
03/09/2005 22:59
Desde los primeros meses del 2003, cuando Nuevo Cobeña era un erial, un hoyo sorteado de bancales y postes de la luz, un terreno solo transitado por camiones y excavadoras, hasta hoy, una incipiente urbanización, con sus calles, sus farolas, sus zonas recreativas y sobre todo con sus gentes y sus ilusiones, ha llovido mucho (o eso quisiéramos los preocupados por el cambio climático).
Y digo lo de urbanización incipiente, no porque aún esté sin terminar, ni porque todavía estén sin entregar “cienes” de casas sino porque, para adquirir individualidad no solo hace falta gente viviendo, hace falta gente conviviendo.
Aún no sabemos o yo no sé todavía, en qué tipo de urbanización acabará convirtiéndose Nuevo Cobeña. No sé si será del tipo “quién va primero en el torneo de Padel ”, “¿la abuela?... está en la puerta al fresco charlando con la vecina mientras pela unas judías verdes”, “¿quién tiene la escalera comunitaria? ” o si será del tipo “hola y adiós”. Lo que sí sé es que eso dependerá de la categoría humana de sus vecinos y de su nivel de consciencia.
Hay una tercera posibilidad que omito deliberadamente, la del tipo Moraleja, en la que la gente debido a las barreras tan grandes que suponen, no solo los grandes setos y pequeñas aceras sino la disparidad de tipos de vivienda, cada una según un diseño propio y con grandes terrenos, no tiene un trato personal. Y la omito por la sencilla razón de que, aún siendo urbanizaciones no son comunidades. Nada que carezca de un centro, de un corazón, puede ser adjetivado.
Si bien es verdad que a estas características puede verse impulsada cualquier comunidad debido a sus parámetros existenciales, quiero decir, al pueblo en que estén ubicadas, el tipo de construcción, la actividad constructiva o erosionadora de su ayuntamiento, el tipo de problemas que tenga, etc., no es menos verdad que la voluntad de sus vecinos puede corregir tendencias no deseables.
Es pronto para juzgar cuantos de nosotros va a optar por una u otra manera de vivir. Aún no hay un verdadero “asentamiento”.
Sin embargo hay una lacra, la más extendida en toda sociedad, que deberíamos evitar o minimizar: la falta de unión.

Se dice en mecánica que una pieza se hace solidaria a otra cuando temporal o permanentemente queda unida a su movimiento porque esté atornillada o unida con cualquier sistema de fijación que haga que una acción sobre una de ellas lleve consigo el hacer efecto sobre la otra y viceversa. Este es el verdadero significado esencial de la solidaridad.
Entre los seres humanos debería darse por generosidad pero comúnmente se da por miedo o simplemente no se da. Somos solidarios con la desgracia o problemas de otros por el miedo a vernos en la misma situación si no paramos la causa, somos solidarios por negocio cuando existe el cálculo de “que se acuerden de lo que hicimos por ellos si nos pasa a nosotros” y, en numerosas ocasiones, no somos en absoluto solidarios mirando hacia otro sitio por debilidad o egoísmo al mismo tiempo que construimos elaboradas razones/disculpa por las que no debemos inmiscuirnos en las desgracias ajenas.
Cabría distinguir entre falta de inteligencia y falta de solidaridad.
De adolescente quedé muy impresionado por la manera de sacar a dos pequeños gorrinos de una furgoneta para su matanza. El matarife simplemente metió un gancho en su boca y dejó que el animal se encargara de la fijación en su lucha por retroceder: falta de inteligencia.
En un corral de ovejas, el pastor elige desde fuera el animal a sacrificar, abre la puerta, entra, se acerca al animal, lo coge y sale con él mientras las demás corretean y no tardan en quedarse tranquilas al ver que con ellas no va la cosa: falta de solidaridad.
No se puede hacer nada para evitar la primera, ni siquiera con información pues, “quod natura non da Salamanca non presta” pero, si se diera la segunda y, en el reino animal hay muchas veces que se da, ¿alguien duda de lo que haría el pastor si todas la ovejas se abalanzaran sobre él e incluso intentaran morderle?. Sí, ya sé que produce risa por su inverosimilitud pero todos sabemos que ese día el pastor tendría un problema para matar con la facilidad de siempre.

En mi opinión, en Nuevo Cobeña, no yendo bien las cosas, no van mal. Lo que ha ido bien ha sido mérito de NorteMadrid, lo que no, también.
Hay que aceptar que lo que haya salido mal y no tenga arreglo es nuestro sino pero es inaceptable no hacer nada para arreglar lo reparable o peor aún, no hacer nada para que no se repita el error o atropello de que se trate.
Hasta ahora no he visto, ni mala intencionalidad por parte de NorteMadrid (simplemente frío negocio y actitud parecida a la del pastor) ni tampoco reacción solidaria alguna por nada de lo que hayamos visto como no deseable. De acuerdo todo está empezando, cuando todos vivamos allí nos organizaremos pero también es verdad que a las plantas (y a todo lo que crece) hay que enderezarlas de jóvenes, luego cuesta más.

Hay cuestiones graves en el aire. Los desperfectos con que son entregadas las casas, su suciedad, la falta de seguridad en los obreros, la constitución de la Entidad de Conservación, las formas y maneras con que somos tratados tanto por parte de NorteMadrid como por el Ayuntamiento, la falta de transparencia, el no poder pedir información fidedigna sobre nuestras casas, son cosas de importancia cuyas soluciones deberíamos acometer. En otro caso hay que recordar que podemos ser conducidos como ganado y que “a cada cerdo le llega su San Martín ”.
dic.-2004
141 mens.
Usuario Habitual
05/09/2005 10:53
Hola Unodenos, estando de acuerdo con el fondo de tu relato y con el hecho de que deberíamos ( más bien podríamos), intentar unir fuerzas para que NorteMadrid no nos lleve al matadero, he de decir que me temo que nuestra urbanización es la de que cada uno se busque la vida como pueda.

No tienes mas que ver el foro, "cienes" de lecturas de los mensajes y solo participamos los mismos.

La Fase 1 se entregó y de los vecinos que participaban en el foro nadie sabe nada y alguno que otro parece que por llevar más tiempo allí es el amo de la urbanización.

Una vez se me ocurrió comentar en este foro el tema de las obras que se hacen en las casas, tejadillos, toldos, más que nada para ver si nos podíamos poner de acuerdo y que la urbanización pareciera eso, una urbanización y no un campo de flores, y me contestó alguién que si me pensaba que se iban a estar esperando a que entregaran toda la urbanización, vamos que cada uno hacía lo que le parecía en su casa, así que como la cosa va de refranes "una y no más Santo Tomás".

Yo sigo participando, intentando avisar a los demás vecinos de lo que les espera y aportar lo que pueda, si alguna vez conseguimos ponermos de acuerdo para determinar el horario de la piscina cuando pase a ser responsabilidad nuestra, será un buen comienzo.

De todas formas creo que hay esperanzas, en que por lo menos unos cuantos vecinos, si nos animamos, podamos por lo menos juntarnos a valorar nuestros problemas e intentar buscarles soluciones.

Saludos

abr.-2004
249 mens.
Usuario Habitual
05/09/2005 13:11
Me alegro muchísimo de estas dos respuestas, de la de CARMEN FASE II, gracias por responder y también de la de Facheli y su ya incorregible naturaleza (a.D.g.). Y me alegro porque tanto si están de acuerdo conmigo como si no, al dar su respuesta no hacen sino enriquecer el tema. Los que solo leen tendrán más que leer, más puntos de vista y quizá, solo quizá se decidan a aportar su propia luz.
Yo animo desde aquí a todos los que tengan algo que decir sobre este asunto de la unidad y también animo a los que creen que no tienen nada que decir. Uno se encuentra ante el desafío de una página en blanco y "burla burlando ya van tres delante" y se acaba por sacar lo que uno tiene dentro y ofrecerlo como respuesta. No sé si a todos interesa lo que digan los demás pero a mi sí. No es que vaya a hacerles caso siempre pero me gusta escuchar.
De verdad, no pasa nada por opinar.
Un saludo a todos.
ene.-2005
20 mens.
Usuario Circunstancial
  dink
05/09/2005 13:46
Hola a todos (a los que leen y a los que escriben). Reconozco que nosotros nos somos de los que escribimos en el foro asiduamente. Sólo ´decimos´ algo cuando creemos que tenemos algo que aportar (yo especialmente soy persona de pocas palabras), pero sí nos comprometemos a echar una mano y arrimar el hombro cuando sea necesario. Ahí hemos estado en los pocos ´eventos´ que ha habido y por supuesto ahí seguiremos estando.

También hay que tener claro que no vamos a conseguir unificar criterios en casi nada porque cada uno somos como somos, pero si es cierto que hay intereses comunes en los que todos podemos coincidir.

A mí como a Carmen me vale con que nos juntemos unos cuantos para intentar resolver nuestros problemas y también, porqué no, para vivir una vida feliz y tranquila (que para eso no cuesta tanto como pensamos...).

Un saludo. S.
sep.-2008
808 mens.
Administrador
Mensajes Relacionados
  •   Estamos buscando mensajes relacionados

Buscar más...
© 2002-2017 - Neo Affinis S.L.U. CIF B-85063931 Zurbano, 45 1º, 28010 Madrid
Contacto |  Publicidad |  Quiénes somos |  Aviso Legal |  Blog
Facebook |  Twitter |  Linkedin |  Google+